Canal YouTube PantallasAmigas

jueves, 5 de marzo de 2009

Piden cinco años de cárcel por descargar archivos pedófilos y compartirlos

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Zaragoza ha dejado visto para sentencia el juicio a José Antonio A. P. a quien se acusa de un delito de corrupción de menores a través de Internet, y para quien la fiscalía pide una condena de cinco años de prisión, por entender que además de descargarse archivos de pornografía infantil de la red los compartió con otros usuarios. La defensa aunque alega que el joven deseaba investigar qué era la pedofilia, aceptaría una pena de un año de prisión, por un delito de tenencia de pornografía infantil.

La investigación que culminó con el arresto del procesado se inició en Málaga en enero de 2008, cuando un equipo de la Policía Judicial de la comisaría provincial decidió seguir el rastro de una serie de internautas que estaban descargando archivos de pedofilia. Lo hacían a través de Emule, un conocido programa informático que permite el acceso a una red de intercambio de archivos. Tras identificar el número de teléfono, los agentes comprobaron que uno de los usuarios estaba domiciliado en la capital aragonesa, por lo que el juez autorizó el registro de su domicilio.

Cuando entraron en la casa -el acusado vivía con sus padres-, los funcionarios vieron que la familia acababa de hacer una mudanza y todavía no tenía conexión a Internet. "Pero analizamos el disco duro del ordenador y vimos que en la carpeta de favoritos había varias direcciones de páginas de pornografía infantil", declaró ayer uno de los policías.

La fiscalía recordó que este material incluía fotografías de menores desnudos, y que en algunas de ellas se apreciaban actitudes sexuales explícitas con adultos. En cuanto a la edad de los niños, precisó que eran de "corta edad" y que algunos tenían "claramente" menos de trece años.

"Busqué pedofilia en Internet porque escuché la palabra en el telediario y no sabía qué era", declaró el acusado durante la fase de instrucción. Sin embargo, el ministerio público no dio ayer validez a este argumento, y recordó en su informe que "cuando se habla de pedofilia en las noticias es precisamente para informar detenciones y de operaciones contra este tipo de delito". El fiscal recordó además que el acusado entró varias veces en páginas de contenido pedófilo, por lo que "ya podía saber qué estaba haciendo".


Fuente: heraldo.es