Canal YouTube PantallasAmigas

lunes, 1 de junio de 2009

Del sexting al delito hay sólo un pequeño paso para los adolescentes

Una simple foto sacada entre unas adolescentes de Pennsylvania en una fiesta pijama puede acabar con 2 de ellas condenadas por pornografía infantil, al haber posado en ropa interior. En Massachusetts ya ha habido casos similares.

Una simple imagen, enviada como broma o como reclamo sexual se puede convertir en un delito grave en el momento en que una joven pareja rompe, o simplemente uno de llos quiere impresionar a los amigos, o más fácil aún... deja su teléfono desatendido unos momentos.

Según un estudio realizado por la revista Cosmogirl, el 66% de las chicas que hicieron sexting enviaron las imágenes con ánimo de flirtear, el 52% como un regalo sexy para un chico, y el 40% como una simple broma.

Fuente: Mercury News