Canal YouTube PantallasAmigas

martes, 17 de marzo de 2009

Aumentan los casos de injurias y calumnias en blogs y redes sociales

El Observatorio de Internet constata que hay un notable repunte de injurias y calumnias vertidas especialemnte en las redes sociales. alerta del aumento de las injurias y calumnias en la red. “En épocas de crisis económica como la actual” se disparan este tipo de fenómenos”, señala Francesc Canals, director del Observatorio.

El colectivo más vilipendiado en la red de redes parece ser el de los personajes famosos. Se trata del “gatillo fácil de internet que tantas víctimas se cobra en nuestro país, porque insultar sale gratis”, dice Canals. Una de las acciones que más están aumentando es la que consiste en que varios sujetos/bloggers se pongan de acuerdo para dañar la imagen de una persona u organismo en los buscadores. “Es lo que ocurrió con la SGAE”, indica.

Entre un buen número de bloggers pactaron actuar para que cuando alguien tecleara SGAE en Google, la primera referencia que les saliera fuera la de “ladrones/SGAE”, explica. “Los más de 250 algoritmos y criterios de este motor de búsqueda dejan un largo rastro de información sensible que han convertido a este y otros buscadores en la herramienta de investigación más relevante del siglo XXI”, apunta.

Francecs Canals agrega que es también muy preocupante el aumento de casos de ‘cyberbulling’ (acoso escolar en la red), tanto contra alumnos, a los que se les dice y atribuye de todo, como contra los propios profesores. “Recuerdo el caso de una mujer que sufría porque unos adolescentes de su municipio habían filmado con el teléfono móvil a su hijo, quien padece síndrome de Down, y lo habían colgado en la red para la burla y exhibición colectiva”.

Hay solución

Proliferan también los insultos en redes sociales como Facebook, así como la usurpación de identidad. “En la red existen audiencias ultracríticas, toda una serie de arquetipos de personajes que antes no existían pero que ahora forman parte de nuestra vida diaria: ‘trolls’, ‘punishers’, gamberros electrónicos, personas que en definitiva han encontrado en internet una herramienta para el insulto y la provocación. Difamar es toda una moda social en nuestro país”, remata.

En cualquier caso, Canals cree que los ciudadanos no están del todo desamparados. “Hay solución”, arguye. Por un lado está la vía judicial, “cara y lenta”, según el director del Observatorio, aunque ya hay ejemplos de sentencias que han obligado a bloggers a eliminar falsas informaciones e incluso a indemnizar al afectado. Además, existe una segunda vía que consiste en crearse una “identidad o reputación on-line”.
Ahí entra el Observatorio de internet, que ha impulsado un portal dedicado a la defensa de la identidad, dirigido a afectados por esta situación. “En una primera fase analizamos a fondo el conflicto on-line, ver quién participa en él, quién es el foco emisor, qué alcance tiene, a través de qué formato o sitios web se expresa, su grado de propagación y su puntuación en los buscadores”, afirma.

“Esto nos lleva a una segunda fase en la que se desarrollan sitios web que exploten el potencial positivo, se crean blogs personales, sitios web corporativos con la personalidad del sujeto, vídeos, perfiles profesionales; se trata de multiplicar la presencia de identidad y de construir esa puerta sólida que nos salvaguarde ante futuros ataques, injurias o difamaciones”, argumenta. “El objetivo es el de aislar la fuente del conflicto marginándola a posiciones más secundarias en Google, ya que tan sólo entre un 10 y un 15% de las búsquedas de usuarios llegan a la segunda página del Google”, concluye.

Fuente: colpisa.com